Unos se vienen, otros se van.

El próximo sábado 23 de Noviembre «yo seré aquél» que tendrá el privilegio de acudir al último concierto de Berri Txarrak en el Navarra Arena de Iruña.

25 años dándolo todo.

«Jaio-Musika-Hil» toda una declaración de principios (y de intenciones).

Recuerdo que cuando salieron les encontraba «un quiero y no puedo» de mis venerados Sutagar. Fue (de nuevo) gracias a la Rocksound que leí la crítica de «Libre» y una amiga muy fan de BTX (y de Suta) me convenció para irlos a ver al KGB. Guardo un gran recuerdo de aquella noche no quizás por lo musical sino por otros menesteres que no quisiera entrar a detallar.

Anyway, a partir de entonces empezé a seguir la pista a BTX y no he cesado hasta ahora.

«Ez dadila haria eten».

Me da pena que se marchen con todo lo que han trabajado y cuando estan en lo más alto aunque estoy seguro que cada uno de sus miembros seguirá molestando con su «Musika».

La efméride que quería contar en estas líneas es que ese mismo 23 de Noviembre hace 7 años un tal Aitor Echebarria Manresa se subió por primera vez a un escenario de un bar, cuyo nombre no consigo recordar, para presentar las canciones de su proyecto musical AITORPENAK.

Es por ello que el próximo 23 de Noviembre allà dónde estemos brindaremos por la «Musika».

Por la que se va y por la que se queda.

Por ell@s, l@s más bell@s.

Aitor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *