Sin bolos no hay paraíso

Con la llegada del verano (y este repunte del Diablo) uno se encuentra sin bolos a la vista debido al miedo y a la incertidumbre y, haciendo autocrítica, supongo también porque el Solid Pop vence pero quizás no convence.

Para mí «el stage» es fundamental para seguirme sintiendo «alive» y ver que en el horizonte no oteo escenarios me produce incertidumbre y miedo.

Podía darse otra nueva pandemia pero que afectará a la música y a la gente que la practica. Contagiarnos de un virus que nos merme las capacidades, nos encierre en nuestras habitaciones y en el peor de los casos que acabe con nosotr@s.

Así que nos atañe seguir resistiendo, ser pacientes y cautelos@s teniendo fe y confiando a que vendrán tiempos (y bolos) mejores.

Sin prisas pero sin pausas.

Como en el «It’s Alive».

Buen verano,

Aitor

2 Comments

  1. Vamos Aitor! Lo bueno se hace esperar!
    Te queremos volver a ver en directo!!!
    Mucha fuerza amigo! 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *